Muse, incotestables y arrolladores


Ni el frío impropio de un mes de junio (aunque la lluvia dio una tregua), ni la resaca de tristeza que la selección española había dejado unas horas antes, consiguieron deslucir el gran espectáculo que los británicos Muse habían preparado para el público español.

El Vicente Calderón abandonó los cánticos colchoneros por un día para acoger a más de 50.000 fans de estos rockeros transgresores que están recorriendo los estadios europeos con su nueva gira Augmented Reallity.

La cita era a las 22.00, aunque sobre las seis se abrieron las puertas para que el público se fuera calentando con unos casi anónimos The Big Pink, que pasaron por el escenario sin pena ni gloria, y unos más conocidos para los españoles: The Editors, que llegaron con su último álbum “In This Light and On This Evening”, un sonido indie que arrancó aplausos y saltos cuando tocaron algunos de sus temas más populares. Eso sí, el colosal cubo que daba forma al escenario se les quedaba algo grande.

Mientras tanto, la gente iba accediendo para ocupar los asientos y la pista central, sin saber aún que iban a presenciar un despliegue visual y sonoro poco habitual entre los grupos hoy en día. En el Calderón sí que hubo galácticos, concretamente tres: Matt Bellamy, Dominic Howard y Christopher Wolstenholme.

Todo comenzó con unos focos iluminando a unos manifestantes. En sus pancartas se podían leer frases como “They will not controll us”. Los acordes militares y estas reivindicaciones extraídas de la letra de Uprising, uno de los singles del nuevo álbum (The Resistance) dieron el pistoletazo de salida a la fiesta, porque este concierto fue mucho más que un concierto, fue un espectáculo.

La selección de los temas (muy bien escogida) se mezclaba con otras atracciones como globos gigantes con forma de ojo que botaban entre el público, serpentinas, una plataforma móvil que transportaba a los cantantes por encima del tendido y, el plato fuerte: un ovni que comenzó a sobrevolar a los espectadores que creían que ya no podían ver nada más, y se sorprendieron cuando a golpe de guitarra salió de la gigante nave, una extraterrestre que hacía acrobacias ante la sorpresa de los asistentes.

Los juegos de luces estaban perfectamente coordinados con los acordes de las guitarras y dibujaron, incluso, la bandera española. Así, entre los sonidos ingleses, también hubo hueco para que Muse demostrara que con una guitarra eléctrica es posible conseguir “olés”. Y a pesar de que se escucharon pocas palabras de sus bocas en castellano, la locura se apoderó del público desde que se escuchó: “Hola Madrid”.

Lo cierto, es que todo este despliegue no podría haber funcionado sin el gran nivel musical que tiene este grupo en directo. Sonidos prácticamente perfectos y arrolladores… Matt Bellamy, el líder del grupo, demostró la incofundible y envidiable voz que posee, además de sus grandes dotes para tocar su curiosa guitarra, el teclado, el piano… tanto siguiendo las notas de sus canciones como improvisando, algo que hizo en numerosas ocasiones a lo largo del concierto junto a los otros dos componentes del grupo, que exhibieron su fuerza y su enorme capacidad como músicos.

Desde los ya clásicos aunque recientes temas como New Born, Plug in baby, Hysteria, Supermassive Black Holes o Time is running out, hasta lo más nuevo de su último disco como Unnatural Selection o United States of Eurasia mantuvieron al público activo durante las más de dos horas que duró el concierto. La canción encargada de cerrar este imborrable evento, para todo aquel que asistiera y le guste la buena música, fue la mítica Knights of Cydonia.

Este trío de Devon no defraudó al público y rentabilizó con creces el precio de las entradas. Se notaba que estaban a gusto en el escenario y en nuestro país, un país que, por cierto, visitan por segunda vez en menos de un año.

Larga vida al rock y, por supuesto, larga vida a Muse. Sus fans españoles ya están deseando verlos de nuevo en nuestro país.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Muse, incotestables y arrolladores

  1. Miguel dijo:

    Uf!, un concierto para recordar toda la vida, desde luego no defraudaron jejeje… Muy buena entrada para estrenar el blog, espero que sea la primera de muuuchas y que sigan siendo todas igual de buenas, aquí tendrás a un lector incondicional dispuesto a comprobarlo!

    Por cierto, ¿Cómo has hecho esa foto tan guay?, supongo que con mucha paciencia, ¿no?

    Un besazo!

  2. _K_ dijo:

    Eres una craka!!leyendote….que envidia cochina ma caba de entrar!!!
    muaaaaaaaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s