Looper, entre el bien y el mal


En medio de la locura desatada por ‘Lo imposible’, llegan sigilosamente a la cartelera española otras películas que tienen difícil (o más bien ‘imposible’) eso de competir en taquilla, a pesar de contar con dos grandes reclamos entre sus actores: Joseph Gordon-Levitt y Bruce Willis. Ambos son los protagonistas de ‘Looper’, una inquietante producción, con un extraño argumento.

Sin entrar demasiado en el desarrollo de la cinta, para evitar contar más de lo debido, narra la historia de Joe, un looper o asesino a sueldo que mata a personas del futuro, pero en el presente, gracias a las ventajas de los viajes en el tiempo. Es decir, ¿alguien del futuro quiere eliminar a otro alguien? Pues simple, le atrapa, le tapa la cabeza, le pone plata en la espalda como recompensa y le mete en una máquina del tiempo. Al otro lado, un looper le mata sin más, coge su dinero y se deshace de un cadáver que nadie echará de menos porque en ese espacio temporal ‘no existe’. El problema llega cuando Joe tiene que matar a su yo del futuro.

¿Complicado verdad? Lo cierto es que sí. De hecho, al igual que ocurrió con ‘Origen’ (salvando mucho las distancias), la película necesita una explicación del protagonista para que el espectador no se quede con cara de póker. La verdad es que si me preguntaran en general por la cinta diría que no está mal, que es entretenida, que tiene fondo… un rato agradable si te gustan las persecuciones y la acción con algo de calidad y con argumento. Además, los dos protagonistas, aunque no hacen el papel de su vida, son buenísimos y encajan muy bien en ese roll que les da el director, Rian Johnson.

Supongo que estaréis esperando una palabra ¿no? pues aquí llega: pero. La verdad es que hay varios peros. En primer lugar, aunque parezca banal, los amantes de Gordon-Levitt quieren ver precisamente eso, a Gordon-Levitt (o al menos yo lo quería). Pero nada más lejos de la realidad. Intentando que el actor se parezca a su yo del futuro, Bruce Willis, le cambian su expresión por completo, le quitan los rasgos propios de su cara: su nariz, sus hoyuelos, sus cejas… y gracias al maquillaje le dan un toque Willis. No me gusta. Eso sí, su actuación es muy buena.

En segundo lugar, el cariz que va tomando la película a medida que avanza no llego a comprenderlo. Sé que parto de la base de que hacen viajes en el futuro, es decir, entra en juego la ficción pura y dura. Pero aún así, no sé por qué, esperaba un desarrollo más acorde con la realidad y hay algunos detalles que se alejan bastante de ella. Quizás eso sea problema mío… pero no, no me gusta.

Y por último, en un terreno más filosófico, me cuesta discernir el bien y el mal. No sé quién es bueno. Quién es malo. Quizás lo único claro es que todos miran por sus intereses y al igual que ocurre en la vida, lo que es bueno para unos, no lo es tanto para otros.

A pesar de todo lo mencionado, a pesar de no estar del todo de acuerdo con esas críticas que la califican de conmovedora, apasionante, emocionante… sí que diría que tiene un fondo inteligente, una construcción técnica notable, unas interpretaciones brillantes y logra mantener la tensión. Cine negro con un ¿buen? final… supongo que sí. Pero me falta (o me sobra) algo en ella. A lo mejor tú puedes decirme qué es.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s