Lo mejor del deporte en 2012 con Minuto 91 (I)


Pasión, lucha, emoción, furia, sentimiento, esfuerzo, superación… Muchas palabras para definir un solo concepto: deporte. Junto a tres grandes periodistas deportivos Roberto Herrero, Javier Martín y Borja Ordóñez, o lo que es lo mismo: Minuto 91, el blog especializado en fútbol en el que “la opinión, la reflexión y el debate” son la base, repasamos lo mejor que ha dejado 2012 en el deporte: un año con grandes citas y grandes momentos. Pero como dijo Jack el Destripador, “vamos por partes”. Parte 1: lo mejor, el mejor y, por cariño, la Eurocopa. 

¿Cuál ha sido para ti el momento deportivo del año?

Salto // RTVE.ES

Salto // RTVE.ES

Roberto Herrero: Es obvio que aquí toca hablar de los Juegos Olímpicos. Es el evento más importante a nivel deportivo. En concreto, los Juegos Olímpicos de Londres nos dejaron nombres propios como Michael Phelps o Usain Bolt que, una vez más, volvieron a ser lo más destacado del evento. Pero yo querría destacar otro hito en este año que ya agoniza: el récord de Felix Baumgartner. Llama la atención por lo inusual de la proeza. Su salto desde la estratosfera nos mantuvo enganchados a la televisión durante horas. Todos contuvimos la respiración cuando le vimos dar vueltas sin control a los pocos segundos del salto y nos emocionamos cuando le vimos tomar tierra con solvencia. Quizá sea ese el momento que más destacaría de este 2012.

www.rtve.es

Final JJ.OO. // RTVE.ES

Javier Martín: Para mí, el momento deportivo del año está lleno de amargura, y no por no ser la primera vez que sucedía dejó de ser doloroso. La mejor generación de baloncestistas españoles volvió a rozar la medalla de oro olímpica en Londres, plantando cara todo un Dream Team (versión 2.0). Una vez más, pocos creían en sus posibilidades y muchos esperaban no perder por más de 30 puntos para no hacer el ridículo. No fue así. Otra vez nos hicieron soñar hasta el último cuarto y, de nuevo, lágrimas de impotencia, frustración y orgullo al término de los 40 minutos.

Eurocopa // Europa Press

Eurocopa // Europa Press

Borja Ordóñez: Sin duda, cuando un momento se te graba en la memoria es porque cuando sucede, algo en tu vida cambia. Hay un antes y un después. Quizás por ser aficionado desde pequeño, por darse como se dio o porque quizás siempre creí en que eso algún día iba a ocurrir, la obtención de la Eurocopa por la selección española ha sido lo más destacable, deportivamente hablando, en este año que finaliza. Ver a España en lo más alto, tras haber conseguido la Eurocopa anterior y el Mundial dos años antes fue algo diferente. Siempre pensé que España, por juego, debería pasar a la historia y ser recordada generación tras generación. Ahora mismo, creo que así es. La Roja es la mejor selección, me atrevería a decir que incluso, el mejor grupo de deportistas de todos los tiempos. Nadie ha conseguido lo que sí han hecho los pupilos de Del Bosque. Para mí ese fue el mejor momento del año por eso: porque corriendo los tiempos que corren, el fútbol logró, una vez más, apartar las preocupaciones y quebraderos de cabeza que gran parte de los 45 millones de españoles tienen en su día a día.

¿Quién ha sido para ti el deportista del año?

Alberto Contador // Twitter

Alberto Contador // Twitter

R.H.: A nivel internacional es obvio que hombres como Michael Phelps, Usain Bolt o el mismo Leo Messi son los verdaderos protagonistas. Pero a mí me gustaría circunscribir este debate a nivel nacional. La última Vuelta Ciclista a España, con Alberto Contador a la cabeza, fue uno de los momentos del año. El pinteño regresaba a las carreteras tras su sanción por dopaje y lo quiso hacer dando un puñetazo sobre la mesa. No solo ganó una carrera de tres semanas, sino que se impuso en la Vuelta Ciclista a España más disputada de las últimas décadas. Buena parte de culpa ahí tuvieron Purito Rodríguez y Alejandro Valderde, que quisieron morir matando mientras asaltaban la Bola del Mundo. Fue un espectáculo maravilloso.

J.M: En el mundo del deporte siempre se tiende a ser injusto a la hora de nombrar a un individuo como “el mejor” en cada una de sus disciplinas. Si es complicado comparar a un futbolista o a un nadador con sus rivales en ese mismo deporte, la injusticia se eleva hasta límites insospechados si ponemos en liza los logros de personas que compiten en distintos ámbitos. Por ello, daré dos nombres en vez de uno, diferenciando si practican un deporte individual o colectivo. En un año en el que los Juegos Olímpicos han marcado los triunfos y fracasos más sonados, creo que Michael Phelps y LeBron James son las figuras más destacadas de los últimos doce meses. Si no fuera porque todos tuvimos la oportunidad de contemplar su hazaña, podríamos afirmar que lo del nadador norteamericano es inverosímil. Talento y trabajo físico y mental llevado al límite. En un deporte tan exigente y tan poco reconocido como la natación, es meritorio que un individuo sea capaz de que todo el mundo la introduzca en sus conversaciones diarias, al menos hasta el final de los Juegos Olímpicos. El deporte vive de mitos como Phelps y hazañas como sus 22 medallas conseguidas en citas olímpicas, por ello creo que ha sido el mejor.

Lebron James // globovision.com

Lebron James // globovision.com

En cuanto a LeBron James, es la confirmación del talento que este portento físico lleva demostrando desde hace unos años por las pistas de baloncesto de todo el mundo, y que, muy probablemente, le llevará a situarse a la altura de Michael Jordan una vez termine su carrera. Su tercer título de MVP de la temporada, su primer anillo de la NBA y su segundo oro olímpico le valieron para ser nombrado deportista del año por Sports Ilustrated, y no están faltos de razón. Un adjetivo que le define: dominante. Resulta asombrosa su capacidad para controlar un deporte al que juegan otros nueve tipos a la vez. La inteligencia de un base, la fuerza de un pívot, y una capacidad de anotar al nivel de los mejores de la historia del basket. Es difícil imaginar cuántos anillos será capaz de alcanzar.

Lionel Messi

Lionel Messi

B.O.: Creo que no responder Messi a esta pregunta es un poco utópico. Cuando lees deportista del año, la mente se va a los 91 goles en un año del argentino. Las comparaciones cada vez son más escasas y menos coherentes. El rosarino es el mejor en lo suyo, sus números así lo demuestran, y por ello gana en cualquier encuesta a la que se presente. Phelps, Bolt, Contador o Vettel podrían pelearle el galardón otros años, pero este año el delantero del FC Barcelona ha roto con todos los récords posibles. Y gracias que el año finaliza ya, si no, ¿dónde llegaría? Esa pregunta me la planteo yo al igual que mucha gente. ¿Dónde está el límite del 10 culé? Eso demuestra que Messi es diferente a todo lo que hoy pisa este mundo.

Supongo que como amantes del fútbol y seguidores de la selección española, la Eurocopa habrá sido algo imborrable en el año…

eurocopa 2R.H.: Como en anteriores citas, la Selección Española comenzó con muchas dudas en el primer partido y surgieron las críticas. Vicente del Bosque aguantó estoicamente, fiel a sus principios, y el tiempo le dio la razón. Su apuesta por jugar sin una referencia fija en ataque se impuso a anteriores esquemas. El momento que jamás olvidaré del torneo fue el penalti a lo Panenka de Sergio Ramos. Cuando los españoles le vimos coger el balón, fue imposible no recordar su fallo en las semifinales de Champions ante el Bayern, estaba demasiado reciente. El de Camas demostró una personalidad colosal, no solo por atreverse a tirarlo, sino por hacerlo de ese modo en las semifinales de una Eurocopa. Ese día Sergio calló muchas bocas. Yo no tenía del todo claro que España fuese a llegar tan lejos, no porque su nivel hubiese descendido, sino porque ya no se trataba de una novedad. Ser el rival a batir siempre complica las cosas. Creo que tanto España como Italia merecieron llegar a la final. Italia supo tumbar viejos tópicos de catenaccio y avanzó practicando un buen fútbol comandados por Andrea Pirlo, que dio auténticas lecciones de fútbol. Sin duda, la mayor decepción fue Holanda, actual subcampeona del mundo, que no pasó de la fase de grupos y fue incapaz de lograr un solo punto. Y en cuanto al mejor jugador, coincido con la UEFA: Andrés Iniesta fue el mejor jugador del torneo. Espero que dentro de unos días nos alegremos con el segundo Balón de Oro en la historia del fútbol español.

J.M.: Una película más (ya es una trilogía) con final feliz de esta selección. Dificultades al comienzo del campeonato, resueltas a la perfección en el transcurso del campeonato, y evitando infartos en la final. Eran los mejores a priori y lo demostraron. Otro campeón hubiera sido raro, casi injusto si tenemos en cuenta el enorme nivel de España en la actualidad. Es imposible olvidar el penalti a lo Panenka de Ramos en semifinales. Quizás sea el mejor ejemplo de la tranquilidad que nos transmiten los jugadores en el campo y Vicente del Bosque en el banquillo. Nada de qué preocuparse, siempre encuentran la solución en situaciones complicadas.

Andrés Iniesta con la Eurocopa 2012 // Twitter

Andrés Iniesta con la Eurocopa 2012 // Twitter

Futbolísticamente, los mejores momentos de fútbol se vivieron en la final, en mi opinión. Cuando había que sacarlo a relucir, España mostró su juego con una clase magistral de Xavi. Los dos equipos más completos en la final y el mejor alzándose con el título. También el mejor del torneo estuvo en nuestras filas, y no es otro que Andrés Iniesta. Andrés Montes no le pudo poner un mejor mote al manchego (“sweet Iniesta”), que cada día demuestra en el campo que está entre los tres mejores jugadores del mundo. Una garantía para nuestra selección. El fracaso de la Eurocopa fue, sin duda, Holanda. Van Persie, Sneijder y sus compañeros hicieron un ridículo mayúsculo al no ser capaces de pasar la fase de grupos. El subcampeón del mundo se fue del torneo contando sus partidos por derrotas, algo inadmisible para un combinado del talento de la selección ‘oranje’ y de una país de la tradición futbolera de Holanda.

B.O.: Eurocopa llena de sorpresas. Pocos acertarían algunos de los acontecimientos que allí se dieron. De entre todas las selecciones participantes, tan solo España fue la que hizo justicia a su “caché”. Ni Holanda, ni Alemania, ni Inglaterra llegaron a donde se preveía. Los primeros, quizás la gran decepción, no pasaron de grupo, los segundos no alcanzaron la final en la que muchos les veían y los terceros volvieron a decepcionar. La llegada de Italia a la final fue contra pronóstico y el nivel ofrecido por los azzurri en ella estuvo muy por debajo de lo esperado, más aún cuando en el partido que enfrentó a españoles e italianos en el primer encuentro de grupo se vio a una selección transalpina muy bien armada. Gran partido de España, goleada y un título más para una vitrina que ya se está acostumbrando a ganar.

Sergio Ramos

Sergio Ramos

La final fue probablemente el partido con menos emoción de todos los que se jugaron en la fase final de le Euro 2012. España se paseó en un recital asombroso sobre el verde que dejó a Italia tocada y hundida. A diferencia de la final, la semifinal ante Portugal se les atragantó a los nuestros. Los penaltis fueron nuestros aliados y en esta tanda se vivió, a mi juicio, el momento del torneo. Todo empezó meses antes cuando en semifinales de Champions el Bayern de Munich eliminó a todo un Real Madrid que veía en 2012 el año de su décima. Allí, en el Santiago Bernabeu, Sergio Ramos dejó fuera a su club de la final de Champions. Digo dejó porque su lanzamiento se fue al limbo. En ese momento se inició una campaña contra el jugador blanco con un único objetivo: recordar hasta la saciedad su fallo en aquel partido. Pues bien, en Ucrania Ramos rompió con todo eso y acabó con todo lo que había arrastrado durante meses. Su gol a lo Panenka recorrió medio mundo y España ganó moral. Ese tanto significó mucho más que lo que pudo aportarle en lo personal, ese gol empujó a los nuestros a la final.

Junto a España, Portugal o Italia pudieron merecer algo más. Resaltaron entre otras grandes que no supieron estar a la altura. Ambos conjuntos ofrecieron algo diferente, algo más a lo que venían ofreciendo años antes. La selección azzurra contó en sus filas con un Balotelli que metió a los suyos en la final tras comerse él solito a una de las favoritas, Alemania. Pero el jugador del City no fue, ni mucho menos el mejor jugador del campeonato. Un defensa, un lateral, zurdo, español y hoy del Barça. Jordi Alba resaltó por encima del resto. Quizás por su juventud, por su nula veteranía en estos eventos o porque simplemente se salió, el de Hospitalet de Llobregat dio una exhibición absoluta.

Continuará…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deporte, Los Deseables y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lo mejor del deporte en 2012 con Minuto 91 (I)

  1. Pingback: Latino » Blog Archive » Lo mejor del deporte en 2012 con Minuto 91 (II)

  2. Pingback: Lo mejor del deporte en 2012 con Minuto91 (II) | La Periodista Indeseable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s